He leído: No te olvides de recordar, de Peter Kuper


No te olvides de recordar, Peter Kuper

Peter Kuper es un autor que divide su tiempo entre sus trabajos más comerciales y más independientes, a la vez que se esfuerza por ser un buen marido, padre y amigo. En No te olvides de recordar mezcla su historia actual y sus problemas de padre primerizo con sus recuerdos de adolescencia y juventud, y sus metas de entonces: perder la virginidad, colocarse, etc.

Kuper nos conduce, a través de una mirada honesta, por los altibajos del matrimonio y la paternidad, incluidos la depresión posparto de su esposa y su consiguiente pérdida de interés en el sexo, los miedos que amenazan a su hija (incrementados por los atentados del 11 de septiembre), la manera en que disfruta de su hija, cómo le vuelve loco y la tristeza por la pérdida de la amistad. La forma en la que la paternidad afecta a su propia carrera profesional también juega un papel importante en la historia, ya que esta autobiografía se convirtió en un proyecto secundario en favor de trabajos más rentables, que le permitieran pagar las facturas.

Otros temas subyacentes en la historia son lo inevitable del crecimiento de los hijos, la separación de los padres y la forma agridulce en la que Kuper acepta esta situación. Cuando su hija le pide que no le bese, a las puertas de la escuela, porque es “embarazoso”, Kuper se da cuenta de que es el fin de una época.

Mi nota: 4 sobre 5

 
comments powered by Disqus