He leído: La clave está en Rebeca, de Ken Follett


4778447

La clave está en Rebeca cuenta la historia de un espía alemán de ascendencia árabe, Alex Wolff, conocido como “La esfinge”. El asesinato de un suboficial británico en una pequeña ciudad egipcia colindante con el desierto del Sáhara hace que un capitán británico del servicio del contraespionaje, el mayor Vandam, notifique lo ocurrido al Servicio de Información del ejército inglés en el Cairo. Así es como comienza a seguir la pista del espía alemán.

Ayudado por Elene, una joven judía que recibe el encargo de enamorar a Alex Wolf con el objetivo de que desvele dónde está su centro de operaciones, intenta durante todo el desarrollo de la historia darle caza para evitar que cumpla con su cometido: facilitar una valiosa información al ejército alemán para que pueda invadir Egipto.

La historia me atraía bastante, pero me ha parecido una lectura entretenida para los días de verano, pero poco más.

Al parecer la historia está inspirada en el espía alemán John Eppler, aunque sólo tomo la idea de un egipcio que trabaja para el servicio de inteligencia alemán utilizando para sus transmisiones cifrado como libro de claves la novela Rebeca. Aparece algún personaje histórico (Rommel, Anwar el-Sadat); pero el resto de la historia es ficción.

Y aunque la historia intenta enganchar, resulta muy poco original y es completamente previsible. Malos muy malos, buenos muy buenos, un poquito de sexo por aquí, un enfrentamiento personal entre dos hombres que cambiará el futuro del mundo, … En fin todo leído y visto infinidad de veces.

La escritura es muy lineal y narrativamente me parece un poco pobre. Si queremos un libro que nos haga pensar no es el indicado, pero si queremos una lectura fácil que nos entretenga (lo que no es poco) puede ser un buena elección.

– Lo mejor: es entretenido y de lectura fácil. Puede ser interesante para leer en vacaciones si sólo queremos estar entretenidos sin necesidad de pensar mucho.

– Lo peor: desde luego en ningún caso nos va a sorprender. Parece que la historia ya la sepamos de antemano, tiene muchos flecos sueltos y los personajes son demasiado arquetípicos.

– La nota: al parecer el propio John Eppler (en quien podría estar inspirada la novela) escribió su propia historia: Condor. El espia de Rommel. Podría ser una lectura interesante

Mi nota: un 2,5 sobre 5

 
comments powered by Disqus